ANEMIA y OBSESIÓN por el HIERRO

Glóbulos rojos sanos.

Glóbulos rojos sanos.

Me gustaría que quedase claro, ya de una vez por todas, de que la anemia no se produce sólo por una falta de hierro (hay varios factores), de que hay direntes tipos de anemia y de que los suplementos de hierro no hacen absolutamente nada para paliarla. En definitiva otro artículo más para desmitificar esta enfermedad y al mineral más ‘perseguido’, el hierro.
Veamos primero las clases de anemias que hay:
Anemia microcítica hipocroma por pérdida de sangre.
Anemia aplástica por aplasia (falta de producción o desarrollo insuficiente de células) de la médula.
Anemia hemolítica por destrucción de excesivos hematíes.
– Por alteraciones en la producción tenemos la congénita y la adquirida (infecciones, tumores…) y por carencia de los factores que intervienen en la formación de hematíes tenemos la megaloblástica por falta de vitamina B12 y ácido fólico y la ferropénica por falta de hierro. Estas dos últimas son las que están más relacionadas por desequilibrios alementicios.

Leer más de esta entrada

PURA VITAMINA

Pastillita milagrosa que lo cura todo...

Pastillita milagrosa que lo cura todo...

Cuando se habla de vitaminas y minerales directamente pensamos en pastillas y complementos perdiendo la noción de que las verdaderas vitaminas se encuentran en los alimentos.
Los suplementos vitamínicos y minerales han de considerarse medicamentos. Van suplir la carencia que se ha creado a causa de tomar alimentos parciales o incompletos como el azúcar o la harina blanca. Así pues, incluso una cantidad pequeña de azúcar en la dieta va a crear carencias (robando calcio, por ejemplo) que, teóricamente, podrían ser equilibradas mediante suplementos.
La persona que sigue una alimentación de alimentos completos, es decir, integrales, las vitaminas extra resultan inútiles y sólo van a crear un desequilibrio donde no había ninguno.

Cuando se usan estos suplementos hay que prestar atención a las dosis ya que contribuirán a solucionar la carencia pero una vez han concluido su trabajo hay que interrumpir la toma. Leer más de esta entrada

LA CARA OCULTA DE LAS FRUTAS Y LAS VERDURAS. 1ª Parte.

Ya es sabido por todos de las buenas propiedades que tienen las frutas y las verduras. Nos dan agua, azúcar, fibra, vitaminas y minerales. Pues bien, aquí llego yo, para contaros su otra cara, su lado más oscuro…
Tampoco ahora voy a desprestigiarlas, pero sí voy a poner los puntos sobre las íes, ya que al igual que el pescado o la carne, las frutas y las verduras pueden causarnos intoxicaciones o enfermedades.
Antes de empezar a ‘triturarlas’, voy a hacer un poco de historia.
Fue en la época de las exploraciones, en el sXVI donde empezó a surgir una gran variedad. El Viejo Mundo introdujo frutas y verduras del Nuevo Mundo, extrañas y exóticas para aquel momento. Europa ya tenía una gran afición a las especias asiáticas como el jengibre, cardamomo, canela, albaricoque, naranja, melón, limón, berenjena y otras. Aunque nosotros ya disponíamos de un buen surtido, usadas desde antes de Cristo, como la cebolla, remolacha, setas, rábano, nabo, zanahoria, aceituna, manzana, sésamo, azafrán, puerro, lechuga… Colón, Magallanes y otros buscaron otra ruta a las Indias y fue cuando al conquistar América trajeron la patata, batata, boniato, calabaza, calabacines, tomates, judías, frijoles, pimientos, aguacate, piña tropical, vainilla… Se convirtieron en ingredientes habituales del Viejo Mundo. El cultivo volvió a recuperar su atención gracias a los huertos y plantaciones de Luis XIV en Versalles. Leer más de esta entrada