REGENERACIÓN INTESTINAL CON KUZU

Si pudiéramos ver lo que hay en el interior de esta barriga...Ya no es sólo la estética, es nuestra salud la que está en juego.

Creo que es un tema muy apropiado ya que nuestro estilo de vida deja mucho que desear sobre todo a nivle nutricional. Actualmente nuestra alimentación es desequilibrada y cargada de excesos ya sean de proteínas animales, de grasas, de azúcares, alcohol… alterando nuestra pobrecita flora intestinal. Por tanto, creo que ya es hora de ayudar a nuestro intestino a que vuelva a estar en buenas condiciones. Nuestro cuerpo,por si solo, es incapaz de asimilar tal cantidad de alimentos desequilibrados. Por tanto, muchos de ellos se quedan en el intestino creando putrefacciones y estreñimiento, otros se van al tejido graso y otros son expulsados por nuestro cuerpo en forma de diarrea.
Tenemos los intestinos saturados y tenemos que hacer algo al respecto con la ayuda de el Kuzu (Pueraria hirsuta matsum o lobata).

Es un almidón extraído de unas raíces volcánicas que son molidas, lavadas y secadas al aire. Su origen es chino y no hay que confundirlo con el arrurruz, planta americana (Maranta arundinacea). Se utiliza para los hígados sobrecargados y los intestinos debilitados.
Pero antes  de continuar diciendo las maravillosas propiedades del kuzu, quiero que seamos conscientes que cualquier alteración en nuestros intestinos va a crear una serie de putrefacciones y fermentaciones saturando a nuestro hígado que se verá incapaz de eliminar todas las sustancias tóxicas formadas en el intestino. Entonces se producirá una invasión microbiana desde el intestino al torrente circulatorio y ésta se fijará donde ella quiera. Así que es en el intestino donde se originan las gripes, amigdalitis, fiebres, infecciones vaginales, dolores de cabeza, herpes, problemas de piel, acné…
Por tanto es muy importante tener un intestino sano, limpio y regenerado. Leer más de esta entrada