HIPOCONDRÍA por la SALUD

Por lo menos, un médico honesto.

Por lo menos, un médico honesto.

Hipocondría o hipocondriasis: ‘Afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza habitual y preocupación constante y angustiosa por la salud.’

Es normal cuidar de nuestra salud: Comer sano, practicar deporte o realizar alguna actividad oriental (Yoga, Tai Chi…), meditar, ir al osteópata, quiropráctico o al masajista de vez en cuando, estar en contacto con la Naturaleza…
Pero cuando aparece la preocupación y la obsesión por la salud, cuando aparecen los miedos infundados, en definitiva, la hipocondría, es cuando algo va realmente mal en nuestro estado emocional.
Ya sé que la sociedad como está montada hace imposible que nuestra salud sea tan buena como hace unas cuantas décadas. En la actualidad, muchas de las enfermedades que tenemos las creamos nosotros mismos, las somatizamos en nuestro cuerpo.
Leer más de esta entrada

LLENANDO nuestro VACÍO EMOCIONAL.

Comiéndonos el Mundo, comiendo para saciar nuestra hambre emocional.

Comiéndonos el Mundo, comiendo para saciar nuestra hambre emocional.

‘El sentimiento de culpabilidad es uno de los peores alimentos para los intestinos’, B.Tims, asesor macrobiótico.
Todo lo que pasa por nuestra cabeza se manifiesta a través de nuestro cuerpo, es decir, nuestros sentimientos se almacenan y se experimentan en el cuerpo y no en la mente. Aunque también muchos trastornos corporales influyen en nuestro estado mental o emocional. Por ejemplo, cuando tenemos mucha hambre nos enfadamos y parece que vamos a ‘morder’ a alguien y el insomnio nos crea malestar general, apatía, despiste y pérdida de peso entre otras cosas.
Pero en este artículo quiero tratar cómo nuestras emociones nos hacen comportarnos de una manera u otra dependiendo de lo que comemos casi siempre suele ser un alimento en concreto y en exceso.
Los culpables de nuestras alteraciones mentales son el famoso azúcar, la leche y derivados causando si se toman en exceso alergias, depresión, ganas de llorar, desamparo e incapacidad, depresión y desesperación. Leer más de esta entrada