PARÁSITOS INTESTINALES: ALIENS de PELÍCULA

Pues nadie los ha invitado a nuestro dulce hogar...

Pues nadie los ha invitado a nuestro dulce hogar...

Parásito: ‘Organismo que vive a costa de su huésped (nosotros) alimentándose de nuestras células como de lo que comemos’.
Los parásitos, hongos y bacterias pueden vivir en nuestros intestinos teniéndolos bajo control si nuestra digestión y eliminación fucionan como es debido y si nuestra flora intestinal es suficiente. Pero si nuestro recubrimiento intestinal está en mal estado, si nuestra producción de ácidos, enzimas o sales de bilis no es la debiba o nuestra flora intestinal beneficiosa es insuficiente se instalarán los parásitos ‘malos’ y aquí es donde empiezan los problemas.
Leer más de esta entrada

ELECTROTERAPIA CON EL ZAPPER

El Terminator Zapper creado por Don Croft.

El Terminator Zapper creado por Don Croft.

Un título con palabras un poco desconocidas en España. Hoy quiero hablar sobre ‘algo’ que personalmente me ha funcionado devolviéndome la salud. En junio del 2010 me empezaron dolores articulares y fiebres, síntomas de una fiebre reumática. Al principio eran inflamaciones y dolores muy suaves pero cada vez iban a peor y me inmovilizaban por completo. No podía ducharme o cocinar e incluso a veces el dolor aparecía en las caderas y me era imposible andar. Iba perdiendo peso y energía. Empecé a tomar productos naturales para aliviar el dolor y los síntomas pero sin ningún resultado. Decidí hacerme un análisis de sangre y estaba repleta de parásitos, desconocidos por mi, virus y hongos, como fusarium moniliforme moho, corynebacterium pseudodifteriae, papiloma virus, coxsackie virus, virus rous-sarcoma, linfoma tipo 1 oncovirus, virus spuma y visna-maedi, tricomonas muris, triquinela spiralis, pólipos…Estos bichitos se estaban haciendo con mi cuerpo, alimentándose y ganando terreno.
Apareció entonces en mi vida un aparato que fue mi salvación, el Terminator Zapper.

Leer más de esta entrada

VACAS LOCAS, PECES TÓXICOS

Nos estamos quedando sin atún

Hoy no hablaré de las vacas locas, tema bastante difundido y sabido, aunque me reservo la carne para otro artículo (Ver ‘La Mala Fama de la Carne’). Me centraré en el pescado, un alimento muy común pero que sabemos muy poco acerca de sus procedimientos hasta que llega a nuestro plato. Ya es hora de saber la ‘tomadura de pelo pescatera’. Es mucha información, la cual he resumido y he intentado que sea un artículo informativo pero ameno para vosotros.

Actualmente, la productividad de los océanos no da más de sí, y es la acuicultura la que está tomando el mando.
Los criaderos son casi nuestra fuente exclusiva de pescado de agua dulce, salmón atlántico y mejillones. Hoy por hoy es muy difícil encontrar o elegir pescado y marisco de manera responsable y sostenible. Ahora se crían en todo el mundo unas 70 especies.
La acuicultura consigue controlar la calidad, el tamaño y el sabor para que los pescados crezcan deprisa, uniformes e ‘ideales’ para comer, dejando al margen las leyes de la Naturaleza. Ésto que a primera vista puede parecer muy ventajoso para el consumidor tiene sus grandes desventajas ya que estos ‘corrales costeros’ contaminan las aguas de los alrededores con desperdicios, antibióticos y piensos transgénicos no consumidos, permitiendo que peces genéticamente modificados se escapen y diluyan la diversidad de poblaciones salvajes que están en peligro. Se les alimenta con piensos a base de pescado, carne y soja (¿peces comiendo carne, peces comiendo soja?) y en algunos, les dan pescado salvaje en vez de protegerlo; algunas toxinas ambientales (PCB, bifeniles policlorados) se concentran en el pienso y se depositan luego en la carne del pescado. En estos  criaderos, los pescados tienen un flujo de agua limitado, no hacen ejercicio por el poco espacio y su alimentación es muy pobre produciendo así pescados sin textura, insípidos y blandos, un trato y un método similares a los que reciben nuestros animales terrestres. Leer más de esta entrada