EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA…2ªParte.

'Aquellos maravillosos años'.

Nuestra rutina diaria y casi inconsciente es ir a comprar pan por las mañanas. Muchos ya se habrán dado cuenta por el aroma, su forma y sabor, que el pan ha cambiado mucho de cuando lo comprababan de niños. Antes íbamos con la bolsa de tela y ahora nos los dan en bolsa de plástico.
Ahora muchas panaderías artesanas han desaparecido y se han instalado franquicias muy ‘chics’ donde nos venden  panes congelados que los calientan por la mañana al comenzar la jornada. Si estos panes no son comidos al momento se convierten en verdadero chicle en nuestra boca. Son incomibles. La única manera de poder comerlos es nada más sacarlos de estos hornos eléctricos digitalizados y así no darnos cuenta de la baja calidad de estos panes. Leer más de esta entrada

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA…1ªParte.

Pan auténtico

Hablaremos de un alimento básico, muy apreciado, querido, odiado, a veces eliminado y adulterado o manipulado para sacar partido de su buen nombre.
Hoy en día a todo lo que tenga miga le llaman pan, hay miles de variedades: integral, de cereales, baguettes, chapatas, de molde… Pero no todos son iguales ni sus cualidades nutritivas, hoy en la actualidad, son escasas por no decir nulas.
Veamos primero qué sería un verdadero pan: El mejor pan es el integral ya sea de de harina de trigo o de centeno o de espelta de cultivo ecológico, con levadura madre, que ésta se obtiene por simple amasado y reposo de la harina en forma de bola durante cinco días en un cuenco cubierto por un paño, así, la masa es predigerida favoreciendo la asimilación de los nutrientes y la flora intestinal se ve beneficiada por la fermentación; con un buen aceite de oliva virgen extra y con sal marina.
Este pan es difícil de encontrar, pero me alegra saber que todavía hay panaderos que utilizan estos ingredientes y algunos lo cuecen en horno de leña, vamos, como se hacía no hace muchos años. Leer más de esta entrada

PAN de TRIGO GERMINADO: Alimento Mecidinal II

Panes germinados caseros.

Hoy vamos a hablar de un tipo de ‘pan especial’, ya que no lleva harina, ni sal, ni levadura. Su ingrediente principal y único es el trigo, pero no en grano, sino trigo germinado molido.
Antes de dar la receta casera, por cierto,  muy sencilla, voy a comentar las virtudes del trigo y de este delicioso, dulce y nutritivo pan. Eso sí, debo decir, que con un par de rebanadas estamos más que saciados.
El trigo es el segundo cereal más rico en proteínas, contiene casi todas las sales minerales, numerosos olioelementos y vitaminas. Su grano es bastante indigesto por lo que, la mayoría de veces, se consume en forma de pasta o pan.(Más info en ‘El pan nuestro de cada día…’).
Germinar el trigo produce unas increíbles transformaciones en el grano, por ejemplo, el grano entero tiene 133 mg de magnesio y en cambio, el grano germinado alcanza 342 mg. Leer más de esta entrada