ENFERMEDADES SIN CURA OFICIAL

Leucemia: La asesina de los más pequeños.

Leucemia: La asesina de los más pequeños.

‘Todas las enfermedades se pueden curar, pero no todas las personas‘. George Ohsawa (fundador de la Macrobiótica). Creo que tenía mucha razón.

‘Los especialistas son aquellas personas que saben cada vez más sobre menos, hasta que finalmente saben todo sobre nada y nada sobre todo’. Actor de los años 50, Danny Kaye.

‘El ‘médico mediocre’ espera que se instale la enfermedad para cuidar al paciente, mientras que el ‘médico superior’ la trata antes de que se desarrollen los síntomas’. Nei Jing.
Hablemos de enfermedades que ‘según los expertos’ no se saben por qué aparecen y nuestro único consuelo es el consumo de una gran variedad y cantidad de medicamentos para calmar a nuestra mente (miedo, desesperación) y tapar los síntomas pero sin curarnos definitivamente ya que no curan la raíz.
De las enfermedades que hablo son: cirrosis hepática, tuberculosis, artritis avanzada, nefropatías, y las famosas enfemedades autoinmunes como el Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, sida, lupus eritematoso, artritis reumatoide y no quiero olvidarme de hacer mención a la enfermedad que gana a todas, el cáncer, que está matando a tanta gente de una manera muy cruel por seguir las pautas de la medicina alopática con la quimioterapia o la morfina. Leer más de esta entrada

COMO UN GLOBO

Estos gases pueden hacernos sentir como si estuviérmos embarados...

Estos gases pueden hacernos sentir como si estuviérmos embarados...

¿Cuántas veces nos hemos sentido hinchados o pesados?¿Cuántas veces hemos estado con gases sin saber por qué y pasando un ‘mal trago’? Los gases intestinales llamados también flatulencias, aerofagia o meteorismo son un signo de que algo no anda bien y suelen estar relacionados con nuestro estilo de vida, alimentación y nuestro estado emocional. Leer más de esta entrada

MALA LECHE

Vaca saturada y explotada....

Es el primer nutriente que tomamos nada más nacer, el que nos hace sobrevivir durante los primeros meses (algunos incluso años) de nuestra vida.
Seguro que muchos de vosotros al nacer ya no fuisteis amamantados por la leche de vuestra madre, preparada para darnos todo lo necesario para un buen crecimiento, sino que tomásteis directamente leches preparadas de vaca o sintéticas en biberón (leches de fórmula). Fue porque hubo una época en que los médicos, para dar más comodidad y engañados (y algunos ‘comprados’) por la industria láctea y farmacéutica, recomendaban a nuestras ignorantes madres la novedad de darnos leche ‘maternizada’ (bonito nombre) diciendo que tenía las mismas propiedades que su propia leche. Un negocio redondo para las empresas multinacionales lácteas que veían, entonces, cómo sus ventas iban en aumento. Leer más de esta entrada