ESTREÑIMIENTO: AGRESIÓN INTESTINAL.

Tema bastante difundido y reconocido pero con bastante desinformación por la cantidad de medicamentos, fibras, laxantes, salvados y otros cantares que se nos presentan a diario para curar esta enfermedad, ya crónica, con efectos secundarios que pueden llegar a crear enfermedades más serias como el prolapso intestinal, diverticulitis, colitis y cáncer de colon.
Como siempre deciros que el estreñimiento es el síntoma de que algo estamos haciendo mal. Es un aviso que nos da nuestro cuerpo para que reajustemos ciertos hábitos alimentarios, mentales y emocionales (negativa a abandonar viejas ideas, estancamiento en el pasado o temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita).
Evacuar una vez al día actualmente es un triunfo para muchos ya que hay gente que va cada dos o tres días y algunos incluso pueden pasar una semana sin ir al baño. ¿Os podéis hacer una idea de la basura que podemos llegar a acumular en nuestros intestinos? Lo grave es que cuanto más tiempo estén en ellos más daño nos causarán ya que las toxinas pasarán al torrente sanguíneo contaminando nuestro organismo y además tanta cantidad de excrementos no expulsados deforma nuestro intestino grueso, dificultando la evacuación. Algunos residuos nunca llegarán a ver el mundo exterior, y se quedarán apiñados contra la pared del intestino, donde se pudrirán, solidificarán y pegarán. Entonces desarrollará bacterias que segregan sustancias cancerígenas. La eliminación se hace lenta e incompleta y las paredes del colon son sometidas a una tensión excesiva por llevar unas heces muy densas, además de llevar kilos extra en nuestro cuerpo. Leer más de esta entrada