DIARREA: DESCOMPOSICIÓN INTESTINAL

Todos hemos pasado momentos de ‘flojedad’ que a veces nos ha aliviado y otras veces nos ha irritado, descompuesto y dejado en muy baja forma.

Hablar de diarrea es algo genérico ya que las causas pueden venir por diferentes razones: diarrea del viajero, por intoxicación alimentaria, por intolerancia a la lactosa, celiaquía, alergia alimentaria, por parásitos, por ausencia de la vesícula biliar, por nerviosismo…
En este artículo también se podría  incluir a todas aquellas personas que van ‘bastante sueltas’, es decir, que sus heces no llegan a ser compactas ni tampoco líquidas y su tránsito intestinal libera rápidamente el contenido de su intestino, normalmente con restos de comida.
Pero no incluiremos aquella diarrea continuada (literalmente continuada) que dura todo el día y que se acompaña con vómitos ya que ésta es un estado crítico y necesita atención urgente. Ni tampoco de aquellas donde aparezca sangre en las heces.
Leer más de esta entrada

SÍNDROME del COLON IRRITABLE (SCI)

El SCI, que parecen las siglas de un cuerpo especial de policía secreta, es una enfermedad bastante incomprendida, mal diagnosticada y a casi todo el mundo que tiene problemas intestinales, sin razón científicamente probada, le ‘endosan’ esta enfermedad. Vamos, que hace de enfermedad intestinal multiusos. Pero tenemos que saber que casi todos, en un momento dado, hemos experimentado puntualmente los síntomas de un SCI y se convierte realmente en un problema serio cuando empieza a formar parte de nuestra vida diaria.
Los afectados de este síndrome se sienten incomprendidos por sus médicos pero hay que decir que no existe ninguna prueba médica que confirme si alguien está afectado por el SCI y sólo tenemos una larga lista de síntomas que nos hacen creer que pueda ser lo que tenemos.
Podemos definirlo como una enfermedad gastrointestinal que presenta espasmos musculares e inflamación del intestino grueso, dolores abdominales y alternancia de diarreas y estreñimiento pero sin tener una causa orgánica ya que en las exploraciones no se revela ningún mal funcionamiento de los órganos. Lo que si se sabe es que los intestinos se encuentran en un movimiento contínuo con exceso de borborigmos (ruidos y borboteos intestinales).
A este síndrome también suelen llamarlo colon espasmódico, intestino irritable, colitis mucosa, diarrea nerviosa, estreñimiento espático, colon espámico…como vemos, nadie se aclara muy bien con este SCI. Leer más de esta entrada

¡MOCOS DICHOSOS!

Típico resfriado infantil

Últimamente estoy observando que cada día hay más niños, menores de cinco años, con problemas de mucosidad. Es decir, con exceso de mocos en su cuerpo, sobre todo en los pulmones y en las heces. Para mi, es claro y evidente lo que está pasando, pero todavía muchas madres no son conscientes de ello.
Siempre he dicho que la alimentación de la futura madre es muy importante ya que luego va a amamantar a su bebé con lo que ella haya ingerido y también es esencial que cuando el bebé empiece a tomar sólido, lo haga gradualmente y con alimentos que pueda digerir bien porque si no es así, es cuando empiezan los desórdenes digestivos e intestinales.
Hay una obsesión excesiva por parte de los pediatras a aconsejar a las mamás que den a sus hijos proteína animal (cordero, pollo, ternera, huevos) desde edad muy temprana cuando, sus órganos inmaduros y la dentadura sin formar, todavía no están desarrollados para digestiones tan laboriosas. (Más info en ‘Carne en los más pequeños’) . Aquí comienza el problema de la mucosidad, creando bloqueos crónicos en los senos paranasales estacionándose los depósitos de mocos en los pulmones. Siendo los mocos un sitio idóneo para la aparición de virus e infecciones de todo tipo, desde gripes o resfriados comunes hasta la conocida cándidas u hongos. Leer más de esta entrada

REGENERACIÓN INTESTINAL CON KUZU

Si pudiéramos ver lo que hay en el interior de esta barriga...Ya no es sólo la estética, es nuestra salud la que está en juego.

Creo que es un tema muy apropiado ya que nuestro estilo de vida deja mucho que desear sobre todo a nivle nutricional. Actualmente nuestra alimentación es desequilibrada y cargada de excesos ya sean de proteínas animales, de grasas, de azúcares, alcohol… alterando nuestra pobrecita flora intestinal. Por tanto, creo que ya es hora de ayudar a nuestro intestino a que vuelva a estar en buenas condiciones. Nuestro cuerpo,por si solo, es incapaz de asimilar tal cantidad de alimentos desequilibrados. Por tanto, muchos de ellos se quedan en el intestino creando putrefacciones y estreñimiento, otros se van al tejido graso y otros son expulsados por nuestro cuerpo en forma de diarrea.
Tenemos los intestinos saturados y tenemos que hacer algo al respecto con la ayuda de el Kuzu (Pueraria hirsuta matsum o lobata).

Es un almidón extraído de unas raíces volcánicas que son molidas, lavadas y secadas al aire. Su origen es chino y no hay que confundirlo con el arrurruz, planta americana (Maranta arundinacea). Se utiliza para los hígados sobrecargados y los intestinos debilitados.
Pero antes  de continuar diciendo las maravillosas propiedades del kuzu, quiero que seamos conscientes que cualquier alteración en nuestros intestinos va a crear una serie de putrefacciones y fermentaciones saturando a nuestro hígado que se verá incapaz de eliminar todas las sustancias tóxicas formadas en el intestino. Entonces se producirá una invasión microbiana desde el intestino al torrente circulatorio y ésta se fijará donde ella quiera. Así que es en el intestino donde se originan las gripes, amigdalitis, fiebres, infecciones vaginales, dolores de cabeza, herpes, problemas de piel, acné…
Por tanto es muy importante tener un intestino sano, limpio y regenerado. Leer más de esta entrada