SIN ADITIVOS AÑADIDOS.

‘Una sociedad que depende de sedantes y estimulantes no puede hallar en sí misma la fuerza necesaria para sobrevivir’.René Dubos.

Hoy me gustaría que todos hiciésemos un acto heroico llamado ‘deporte de alto riesgo alimentario’.
Esta idea surgió al ir al super a ver, a ‘inspeccionar’, los nuevos productos de la ‘nueva comida’ de la industria alimentaria: pizzas preparadas, tortillas congeladas, calentar y servir, helados cero calorías, comidas preparadas (con una ‘pinta exquisita’…), hamburguesas, pasteles, caldos de la abuela, croquetas ‘caseras’, salsas sin grasas, comidas tradicionales (vamos, de toda la vida) envasadas en polietileno… Leer más de esta entrada

ECO-ILÓGICO

Susitutos de comida= Comida artificial.

Ayer fui a un supermercado de unos grandes almacenes (el conocido CI) para ‘inspeccionar’ las novedades alimenticias. Me decidí por la sección ecológica, sana, natural y bio. Una sección donde todos los productos ponen en sus etiquetas sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, natural, artesanal o con sello ecológico.
Escribo este artículo para que hagáis lo que yo, leer las etiquetas de todos estos productos que nos los venden como naturales cuando son productos manufacturados, con aditivos, conservantes, emulgentes, estabilizantes y azúcares químicos. Podría incluso atreverme a decir que, algunos son peores que los productos ‘no naturales’ del super.
En fin, más decepción viendo cómo se aprovechan de nosotros. Las barritas para adelgazar, para tener un vientre plano, llevan más azúcar sintética que un pastel; los panes y bases de pizzas sin gluten para celíacos son un producto químico bestial; los panes integrales llevan levaduras industriales y algunos siropes químicos; los potitos para los bebés llevan aceites vegetales hidrogenados, es decir aceites vegetales químicos saturados; las galletas ‘light’ están cargadas de endulzantes químicos muy agresivos y otros aditivos… Leer más de esta entrada

NUTRICIÓN INFANTIL ACTUAL= INDUSTRIAL

Nina llena de miso.

‘Una cantidad creciente de niños son traídos al mundo cada día deformados y retardados. Es posible que estemos llegando al punto donde los niños saludables formen parte de un grupo minoritario. Poco o nada pueden hacer el gobierno o la ciencia médica.
Sólo los salvaremos si la mujer puede liberarse y aceptar su reponsabilidad personal para el futuro de sus hijos’.
Gloria Swanson en 1983.
Una puntualización en ‘poco o nada pueden hacer el gobierno o la ciencia médica’. Si que están haciendo ya que están creando a propósito cada vez más madres perdidas, desorientadas y dejadas a las manos de los señores de traje gris o bata blanca. Están manipulándolas diariamente consiguiendo cada día que sus hijos visiten más los hospitales que un celador y que tomen más medicamentos que una rata de laboratorio.

La progresiva transformación de la forma de criar a un niño en un campo científico ha llevado a dar valor a la idea de que sólo los ‘expertos’ poseen suficientes garantías para saber alimentarlo de forma correcta. La creciente confianza en el pediatra y en los alimentos industriales ha abierto un nuevo y gigantesto mercado: los alimentos dietéticos para niños. El destete se ha convertido en un sector de competencia del pediatra. La madre, el bebé y la familia están sumergidos en una especie de ‘aprendizaje sanitario obligatorio’ que tiende a sugerir que cuanto más asistido esté el crecimiento por el pediatra, el farmacéutico, la industria farmacéutica e infantil, mejor se estará llevando a cabo.
La industria farmacéutica y los pediatras (éstos últimos ‘comprados’  y ejerciendo como un vehículo de publicidad para las casas farmacéuticas más que como educador sanitario real) apoyándose en su propia competencia y status, y aprovechando esa inseguridad creada e impuesta de los padres, han conducido hacia un destete cada vez más temprano, precoz y artificial. Leer más de esta entrada