ALIMENTOS IMPRESCINDIBLES EN TU DESPENSA

He decidido hacer como una especie de resumen para que todos sepáis qué pequeños cambios podéis realizar en vuestra cocina. Teniendo simplemente estos ingredientes en nuestra despensa, ingredientes auténticos, naturales, sin modificar, ni refinar ni adulterar ya habremos dado un gran paso a la liberación de ciertas sustancias que nos están perjudicando sin verlas. Busquemos la calidad. Veamos los más importantes: Leer más de esta entrada

VERDURAS MARINAS MEDICINALES: LAS ALGAS.

Encontrando alimento en el fondo del Mar...

Las algas (algae), tan de moda en estos momentos, ya se empleaban en China, Japón y Corea en el año 3000 a.C. Dominaron nuestras aguas durante mil millones de años. Existen más de 20.000 especies. Eran un elemento esencial en la alimentación de aztecas, vikingos, irlandeses, escoceses… Se les llamaba ‘concentrados de agua de mar’ y con toda razón, ya que aportan cantidades increíbles de vitaminas, aminoácidos, enzimas y casi todos los oligoelementos. Como su nombre indica, solo con 10 gramos nos aportan todas sus propiedades nutritivas y terapéuticas. Leer más de esta entrada

¡AY, CALAMBRE!

Comenzamos las clases de Yoga-Pilates en Mahón, Menorca.

Hemos comenzado las clases de Yoga-Pilates. Las chicas y yo muy contentas de nuestro reencuentro.
Empezamos con nuestros ejercicios de calentamiento y luego pasamos a la acción. Muchas de ellas empezaron a tener calambres, sobre todo en las extremidades, concretamente hacia el final de la pierna, en la pantorrilla y pies.
Mucha gente cuando empieza a hacer deporte o actividad física su cuerpo reacciona con estos típicos calambres y no saben de dónde provienen ni por qué. Leer más de esta entrada

Taller de Cocina Sana en Menorca

Carl Borg en los fuegos y Yo Isasi hicieron una fusión de Cocina de Mercado con Cocina MacrobiotiVa. El resultado: Excelente, delicioso y muy nutritivo.

Vodpod videos no longer available.

more about “Taller de Cocina Sana, Menorca“, posted with vodpod

Carl Borg, cocinero itinerante y hombre orquesta. Private kitchen, asesor de empresas, organizador de eventos, formador, gestor de cocina económica…Buen Gastrovividor y amante de las cosas hechas con pasión.
Preparó de forma práctica, graciosa y muy nutritiva recetas para sentirnos más vivos, sanos y equilibrados.
La fusión de su alta cocina sencilla con la MacrobiotiVa, dio como resultado estas recetas:
Sardinas marinadas con vinagre de arroz integral y verduras de hoja.
Sopa invernal con tofu y almendras: Utilizando aceite de sésamo, hatcho miso, verduritas de temporada y jengibre rallado.
Sopa de Miso con puerros, daikon, setas shiitake y alga wakame: Una deliciosa sopa donde además se añadió un punto de wasabi y mostaza ecológicos.
Arroz meloso integral con rape, algas wakame y trocitos de manzana: Un plato exquisito, equilibrado y muy nutritivo donde  se utilizó aceite de oliva virgen extra en frío, un punto de perejil y jengibre fresco.
Tempeh estofado con nabos caramelizados, calabaza asada y hierbas aciduladas: El tempeh no quedó desapercibido. Y combinado con los nabos caramelizados con sirope arce realzó su sabor especial. Utilizó además un poco de tamari y algas hiziki.
Pechuga de pollo de corral asado, reposado con sésamo, arroz salvaje y crema de calabaza: Una pechuga que se deshacía en la boca, tierna y riquísima gracias a la mano experimentada de Carl, donde el secreto está en la temperatura y el tiempo de cocción en el horno.
Bacalao fresco con peras, perejil, vinagre umeboshi, pan de centeno bañado en infusión de té Kukicha: Aquí de nuevo, el secreto está en la temperatura del horno, donde descubrimos que es posible  sacar la esencia, la delicadeza en el pescado sin pasarnos en la cocción. Y la infusión fue super especial, echó las hojas de té en un caldo base de verduras y algas añadiendo un punto de miso. Resultado: Exquisito, suave y con un sabor muy especial, muy umami.
Y fueron unas cuantas recetas más, todas ellas cuidando mucho el valor nutritivo de los alimentos y al mismo tiempo procurando que cada plato fuera equilibrado, sano y atractivo para la vista.
Un placer compartir este Taller con Carl. Mi cometido era explicar los valores nutricionales de todos los alimentos utilizados mientras nuestro Carl los cocinaba.
Muy buena experiencia, muy buena fusión y espero que se repita para que más gente sepa que se puede comer MacrobiotiVa de manera deliciosa y hermosa.
Gracias Carl.

Yo Isasi

TEMPEH. Alimento Medicinal IV.

Tempeh, soja fermentada de Indonesia.

Hablemos del tempeh, todavía bastante desconocido o poco aceptado por Occidente y considerado un alimento nutritivo y medicinal.
Es proteína fermentada de la soja amarilla, originaria de Indonesia. No es un condimento como la salsa de soja o el miso (soja fermentada) sino un ingrediente principal no salado para cualquier plato.
Se elabora cociendo las semillas de soja enteras, disponiéndolas en capas finas y fermentándolas con el moho Rhizopus oligosporus o oryzae (que también se utilizan en los misos) durante 24 horas a 33ºC. Este moho hace que las semillas se unan y formen fragmentos con sabor, tiene un aroma a levaduras y hongos pero al cocinarlo se desarrolla un sabor a nueces casi carnoso. Su aspecto no es muy agraciado y tiene un sabor que a veces no agrada pero si sabemos cocinarlo bien puede resultarnos riquísimo.
Su proceso de fermentación es corto (la soja no ha sido totalmente cocida) por tanto si queremos beneficiarnos de sus cualidades tanto nutritivas como gustativas debemos cocerlo en agua, cubriendo la mitad del volumen del tempeh para que no se diluya en el líquido, junto con una tira de alga Kombu durante 15-20 minutos a fuego bajo-medio y con tapa. Lo ideal, sería que al finalizar la cocción el agua hubiera desaparecido. Esta misma operación se debe realizar con el tofu, cosa que mucha gente no hace (ya que no lo especifica en el envoltorio). Leer más de esta entrada

MISO (Pasta de Soja Fermentada): Alimento Medicinal III

Tres tipos de miso: hatcho, genmai y mugi

La pasta de soja fue el principal condimento en China en el año 200 d.C hasta 1600 hasta que fue sustituida por la salsa de soja. Ambas fueron llevadas por los budistas a Japón y allí se le dio el nombre de miso, mi’significa ‘sabor’.
El miso se obtiene por la fermentación de la soja pura o en combinación con el arroz y/cebada y un fermento especial, llamado koji, que aporta dulzura, alcohol, aromas finos y delicadeza. Se prepara cociendo los granos y/o legumbres fermentándolos en cubetas poco profundas con el koji durante varios días hasta que se formen enzimas. El koji resultante se mezcla con granos de soja cocidos y triturados, sal marina y una dosis de un lote anterior de miso. En su elaboración tradicional se deja fermentar y envejecer en barriles durante meses o años. Aquí, es donde se desarrollan las bacterias del ácido láctico, Lactobacillus, Pedicoccus y otras levaduras produciéndose propiedades que ayudan a digerir los alimentos. Todos ya conocemos las propiedades del Lactobacillus como un excelente remedio para recomponer la flora intestinal. Leer más de esta entrada