DIARREA: DESCOMPOSICIÓN INTESTINAL

Todos hemos pasado momentos de ‘flojedad’ que a veces nos ha aliviado y otras veces nos ha irritado, descompuesto y dejado en muy baja forma.

Hablar de diarrea es algo genérico ya que las causas pueden venir por diferentes razones: diarrea del viajero, por intoxicación alimentaria, por intolerancia a la lactosa, celiaquía, alergia alimentaria, por parásitos, por ausencia de la vesícula biliar, por nerviosismo…
En este artículo también se podría  incluir a todas aquellas personas que van ‘bastante sueltas’, es decir, que sus heces no llegan a ser compactas ni tampoco líquidas y su tránsito intestinal libera rápidamente el contenido de su intestino, normalmente con restos de comida.
Pero no incluiremos aquella diarrea continuada (literalmente continuada) que dura todo el día y que se acompaña con vómitos ya que ésta es un estado crítico y necesita atención urgente. Ni tampoco de aquellas donde aparezca sangre en las heces.
Leer más de esta entrada

GARGANTA PROFUNDA: AMIGDALITIS

Una garganta bien profunda.

Una garganta bien profunda.

He querido, con este título, darle un toque de humor al problema de la amigdalitis. Como dice mi amiga Paula, últimamente estoy muy ‘calladita’ (hace tiempo que no publico un post) y no es porque no me quiera expresar sino porque estoy bastante entretenida creando mi futuro libro sobre Nutrición. Os mantendré informados. Pero ahora vayamos al tema.
La amigdalitis es una inflamación (lo que suele terminar en ‘-itis’ casi siempre significa inflamación) de las amígdalas (en latín significa almendras) que son dos pequeñas masas que se encuentran cada una a un lado de la faringe. Esta inflamación se puede convertir en una infección formando pus, apareciendo fiebre, escalofríos, cansancio…
Leer más de esta entrada