ALTERNATIVAS A LA COMIDA BASURA


Esta imagen refleja a la perfección nuestra sociedad actual aunque no lo queramos reconocer.

Esta imagen refleja a la perfección nuestra sociedad actual aunque no lo queramos reconocer.

Ya está bien de tanta tomadura de pelo por parte de la industria alimentaria, ya está bien de tanta comedura de olla mental por parte de la televisión y su publicidad engañosa y timadora. Nos engatusan con artículos insanos y nos los venden como sanos y nutritivos cuando están llenos de azúcares, químicos y vacíos de nutrientes. Por eso he decidido escribir este artículo para que abramos los ojos y seamos conscientes de que hay otras alternativas a la comida industrial.

Iré poniendo el producto industrial y al lado su sustituto sano:

Alimentos fritos, fritangas y rebozados: Alimentos salteados, al vapor, a la plancha o en wok y para sustituir los rebozados la tempura con harina ecológica.

Queda muy 'fino' llamarlos refinados pero simplemente viendo su color (algunos de tonos naranjas) es imposible no darse cuenta de la 'gran tomadura de pelo aceitera'. Nulos en propiedades y cargados de grasas saturadas y toxinas.

Queda muy 'fino' llamarlos refinados pero simplemente viendo su color (algunos de tonos naranjas) es imposible no darse cuenta de la 'gran tomadura de pelo aceitera'. Nulos en propiedades y cargados de grasas saturadas y toxinas.

Aceites de refinados, manipulados y muchos son poliinsaturados fabricados en grandes cantidades (girasol, maíz) sometidos a altas temperaturas dejándolos sin nutrientes y manipulándolos con disolventes químicos cambiando a saturados; aceites de oliva refinados (los mal llamados aceites puro de oliva): Aceites de semillas de primera presión en frío como el de lino, calabaza, sésamo o girasol que  se deben guardar en la nevera ya que se oxidan con facilidad una vez abiertos y éstos no hay que cocinar con ellos ya que son muy sensibles y sus grasas se convertirían en saturadas; aceites de oliva virgen extra primera presión en frío (el de mejor calidad es a 30º o menos grados). Más info en ‘Aceite de Oliva: Oro Líquido’.

Foto muy buena y atractiva pero la calidad de la margarina pésima ya que está hecha en laboratorio con grasas vegetales hidrogenadas, es decir, grasas químicas no naturales. Lo increíble es que durante años nos la han vendido como una alternativa sana y que no engorda cuando en realidad puede subir los niveles de colesterol más que la mantequilla. ¡Ojo al dato!

Foto muy buena y atractiva pero la calidad de la margarina pésima ya que está hecha en laboratorio con grasas vegetales hidrogenadas, es decir, grasas químicas no naturales. Lo increíble es que durante años nos la han vendido como una alternativa sana y que no engorda cuando en realidad puede subir los niveles de colesterol más que la mantequilla. ¡Ojo al dato!

Margarinas y productos light para untar: Buena mantequilla ecológica pero con nata no pausterizada. Interesante leer mi post ‘Margarinas Pesadas’.

Snacks, cacahuetes y frutos secos tostados y salados industriales (aquí han perdido todas sus propiedades por las altas temperaturas a que los somenten convirtiendo sus grasas en saturadas): pipas de girasol, pipas de calabaza, almendras. Todos ellos crudos y ecológicos para después tostarlos a fuego lento en una sartén (sin aceite). Es importante que los compremos crudos y sepamos su procedencia ya que suelen tener una cantidad increíble de sal refinada. Las semillas hay que comprarlas envasadas ya que las que venden a granel (aunque sean ecológicas) pueden haber perdido parte de su valor nutritivo. Al ser expuestas a la luz y al aire, los aceites nutritivos de las semillas pueden haberse degradado.
Y mucho cuidado con las pasas, higos secos, etc, ya que para conservarlos los rocían con aditivos. Nos los venden como sanos y nutritivos (el alimento original lo es) cuando están tan manipulados que ya no tienen ningún nutriente bueno, lo que nos aportarán serán problemas de tensión, colesterol, entre otros. La versión ecológica es muy muy cara. ¿Os podéis hacer una idea del por qué?

Azúcar blanco o edulcorantes artificiales (sacarina, aspartamo) y melazas industriales: azúcar de rapadura ecológico, melaza de arroz ecológico, jarabe de manzana ecológico. Más info en ‘Azúcar: La Dulce Amargura’.

Chocolates, bombones, y otros productos con chocolate: Chocolate ecológico 75-80% cacao puro sin lecitina de soja o para hacer nuestros postres, cacao en polvo ecológico o pasta de cacao con avellanas ecológico sin grasas hidrogenadas ni fructosa ni suero lácteo.

Zumos de frutas envasados y pausterizados, reconstituidos con colorantes, azúcares y ácidos, que nos los venden como ‘recién exprimidos’  y los colocan en lugares refrigerados para que creamos que son perecederos pero tienen tantos aditivos y sustancias químicas que aguantarían durante años a temperatura ambiente: zumo ecológico de manzana sin azúcar y lo ideal sería zumos caseros de frutas de estación ecológicas.

Otra falacia más. Hacernos creer que los zumos que nos venden los exprimen de forma tradicional, de las mejores frutas y sin azúcares añadidos (por favor, leed las etiquetas) . ¡Y qué decir de sus propiedades! Cero patatero, eso sí, muchas vitaminas químicas que nuestro cuerpo no sabe cómo asimilarlas. Diseñan muy bien los envases pero su interior deja mucho que desear, ya que todos hemos probado un zumo recién exprimido y notamos la diferencia.

Otra falacia más. Hacernos creer que los zumos que nos venden los exprimen de forma tradicional, de las mejores frutas y sin azúcares añadidos (por favor, leed las etiquetas) . ¡Y qué decir de sus propiedades! Cero patatero, eso sí, muchas vitaminas químicas que nuestro cuerpo no sabe cómo asimilarlas. Diseñan muy bien los envases pero su interior deja mucho que desear, ya que todos hemos probado un zumo recién exprimido y notamos la diferencia.

Café industrial, tés industriales, infusiones industriales (manzanillas, poleos, mentas…), refrescos de cola: café ecológico, té bancha o kukicha, zumos caseros de frutas de temporada. Más info en ‘El Café de los muy cafeteros’.

Pollo, ternera y huevos de granja intensiva: Pollos y huevos ecológicos criados en libertad, cordero lechal ecológico, sin grasa,  sin antibióticos ni hormonados. Más info en ‘La Mala Fama de la Carne’ y ‘Huevos de Oro’

Cereales para el desayuno azucarados industriales: copos ecológicos de avena, de mijo, de arroz, mueslis sin gluten ecológicos.

Leche de vaca y leche de soja: Leche de avena, leche de arroz, leche de espelta y leche de almendra casera (ésta última si es envasada contiene mucho azúcar, aunque sea ecológica, ya que la endulzan con fructosa o maltosa). Más info en ‘Mala Leche’ y ‘La verdad sobre la mentirosa Leche de Soja’.

Pan industrial de elaboración a gran escala aunque sea integral (que de integral tiene poco ya que ponen salvado a la harina refinada y otros aditivos), cereales refinados (arroz blanco) y pizza congeladas o refrigeradas: Pan casero de levadura madre, pan alemán de centeno, pitas caseras, pizzas caseras. Todo hecho con harinas ecológicas de centeno, espelta, centeno… Más info en ‘El Pan nuestro de cada día’ y ‘Arroz, Sistema Atroz’ y ‘Receta de Pan Alemán con levadura madre’.

No sé cómo no les da vergüenza llamar, a estos círculos de colores, cereales. Ya que de cereal auténtico no tienen ni un 1%, lo que contienen es una gran cantidad de azúcares, sal refinada y varios aditivos químicos. Vamos, un desayuno nada nutritivo para los más pequeños, pero por lo menos los tienen entretenidos con tantos colores.

No sé cómo no les da vergüenza llamar, a estos círculos de colores, cereales. Ya que de cereal auténtico no tienen ni un 1%, lo que contienen es una gran cantidad de azúcares, sal refinada y varios aditivos químicos. Vamos, un desayuno nada nutritivo para los más pequeños, pero por lo menos los tienen entretenidos con tantos colores.

Galletas industriales llenas de azúcares, salrefinada, edulcorantes y miles de aditivos: galletas caseras hechas con buena mantequilla y harina ecológicas. Más info en ‘Receta de Galletas de Espelta caseras’.

Verduras envasadas, cortadas, congeladas y enlatadas que contienen mucha sal, mucho azúcar y E330: verduras frescas de temporada ecológicas.

Sal yodada, sal refinada comercial, ketchup, vinagres industriales: sal marina, miso, vinagre umeboshi, vinagre de arroz integral, tamari (salsa de soja auténtica sin pausterizar y sin trigo), vinagre balsámico ecológico sin caramelo o E-150. Más info en ‘La Menospreciada Sal’‘, ‘Miso: Alimento Medicinal III’.

Cervezas industriales llenas de azúcares y vinos industriales: cerveza de espelta o de cereales ecológicas y un buen vino ecológico de nuestra zona.

Como podéis comprobar es simplemente cambiar los ingredientes por los auténticos, los verdaderos y además nos dan nutrientes sin químicos y lo más hermoso de todo es que nos reencontramos con la cocina, olvidada y abandonada, y empezamos a hacer nuestros propios alimentos sabiendo exactamente los ingredientes que llevan.  Así volveremos a tener nosotros las riendas y no la industria alimentaria que cada día pone más aditivos y porquería para ensuciar y enfermar nuestros cuerpos. Es importante ser conscientes de que nuestro interior es tan importante como nuestro exterior. Asi que si nos preocupamos tanto por nuestro aspecto físico externo, deberíamos hacer lo mismo con nuestros órganos que, aunque no los veamos son los responsables, de que todos los días nos levantemos y podamos vivir. No es exagerado, es la pura realidad.

Salud y Buenos Alimentos Sin Manipular.

Yo Isasi

http://www.nutricionencasa.com

Acerca de nutricionencasa
Nutrición PuraVida, Fitoterapeuta, Acupuntura Bionergética y Tung, Profesora de Yoga y Pilates. Sesiones Nutrición personales on line. Clases Yoga-Pilates y Sesiones de Acupuntura.

2 Responses to ALTERNATIVAS A LA COMIDA BASURA

  1. Marina says:

    Hola. Lo primero de todo decir que me resulta muy interesante tu blog.
    Me gustaría saber qué opinión sobre los copos de avena tienes, si es bueno tomarlos con frecuencia o mejor como un caprichito de vez en cuando.

    Muchas gracias.
    Marina

    • Hola Marina! Bienvenida al blog!
      Yo soy partidaria del grano entero, la versión original del cereal donde se encuentra el verdadero valor nutricional. Los copos de avena son sometidos a altas temperaturas y llevan un proceso de elaboración. Por tanto, te los recomiendo, como bien tú dices, como caprichito y si no eres propensa a tener mucosidades. Lo ideal sería que tomáramos la mayoría de nuestros alimentos diarios los menos procesados posibles aunque sean integrales o ecológicos.
      Si sigues leyendo el blog verás los por qués de volver a retomar los cereales integrales en grano.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: