La Obsesión por el CALCIO y la Osteoporosis.

Osteoporosis. Gran negocio para las farmacéuticas. Hay que poner remedio y que sea natural.

Con tanta información mediática ya vamos empezando a tener más conocimiento sobre ciertos asuntos nutricionales. Pero me gustaría desmitificar ciertas creencias que corren desde años en nuestras conversaciones diarias, como por ejemplo:
– ‘Tenemos que tomar naranjas para curar un resfriado’: En un resfriado el cuerpo busca calor y las naranjas y sus zumos (naturales o envasados) son expansivos por tanto enfrían nuestro cuerpo aumentando los síntomas y alargando el problema y a la larga pudiendo crear una pulmonía.
– ‘Tomar hierro sintético cuando tenemos una anemia’: Nos creará estreñimiento y no asimilaremos ni la mitad y además nos robará zinc.

– ‘Tenemos que beber más de 2 litros de agua diaria’: Vamos, quieren que encharquemos nuestras células. No hay una cifra fija, depende mucho del individuo, su dieta, la estación…
– ‘Si tenemos hipertensión hay que dejar de tomar sal’: Científicamente ya está comprobado que la ausencia de sal no baja la tensión pero puede aumentar nuestro colesterol. Lo mejor sería dejar todo alimento procesado alto en sodio.
– ‘Tenemos que beber leche de vaca (o tomar calcitonina o complementos de calcio) porque tiene mucho calcio y nos ayudará a prevenir la famosa osteoporosis‘: Aquí ya me han tocado la ‘fibra’ con este mito ‘lácteo cálcico’. Leer más de esta entrada

NUTRIENDO a tu BEBÉ, a tu VIDA

Mi Mamá me Mima

Enhorabuena a todas las recién mamás. Habéis entrado en un mundo especial y nuevo donde surgen las dudas, los miedos, los consejos de unos y de otros, la información masiva y contradictoria de muchos medios… Pero aquí lo que realmente importa es que seamos conscientes de que hemos traído una nueva vida al mundo y debemos hacer lo posible para seguir nuestro Instinto Maternal, éste nunca falla. Solo vosotras sabéis lo que realmente necesita vuestro bebé, vuestra vida. Cada ser humano es único, así que os recomiendo que no sigáis al pie de la letra ni mis consejos ni los consejos de los demás. Abrid vuestros sentidos y sólo ellos podrán descubriros lo que es correcto y beneficioso para tu nene, en el día de hoy.
Mi información es sacada de una gran mujer, una de las grandes, una de las que confiaban en su instinto de mujer, la que crió a sus hijos con los métodos tradicionales japoneses macrobióticos y la que no dudó de su capacidad como madre. Estoy hablando de Aveline Kushi, mujer de Michio Kushi, el que introdujo la Macrobiótica en Occidente. Leer más de esta entrada

La invisible IRRADIACIÓN de nuestros alimentos.

Símbolo Irradiación.

Muchos de vosotros seguro que no habéis oido hablar de la irradiación de los alimentos y, otros, no sabéis por qué se utiliza este método ni para qué sirve.
Comenzó en Canadá en 1961 como método de conservación y para matar las bacterias dañinas de los alimentos, pero los más escépticos, entre los que me incluyo, creen que es una manera de sacar partido y rentabilidad haciendo daño a los consumidores. Me explico:
La industria alimentaria expone los alimentos (patatas, tomates, ajos, cebollas, especias, frutas, pescado, carnes, cacao, manzanas, naranjas, peras, trigo y arroz) a unas barras de cobalto 60 o de cesio 137, es decir, a radiación ionizada gamma, procedentes de los residuos radioactivos de las centrales nucleares. De ahí mi escepticismo sobre este procedimiento porque están utilizando y aprovechando la energía procedente de los residuos radioactivos de los reactores atómicos. Una manera muy loable y saludable de ‘reciclaje’, ¿verdad? Leer más de esta entrada