LA CARA OCULTA DE LAS FRUTAS Y LAS VERDURAS. 1ª Parte.


Ya es sabido por todos de las buenas propiedades que tienen las frutas y las verduras. Nos dan agua, azúcar, fibra, vitaminas y minerales. Pues bien, aquí llego yo, para contaros su otra cara, su lado más oscuro…
Tampoco ahora voy a desprestigiarlas, pero sí voy a poner los puntos sobre las íes, ya que al igual que el pescado o la carne, las frutas y las verduras pueden causarnos intoxicaciones o enfermedades.
Antes de empezar a ‘triturarlas’, voy a hacer un poco de historia.
Fue en la época de las exploraciones, en el sXVI donde empezó a surgir una gran variedad. El Viejo Mundo introdujo frutas y verduras del Nuevo Mundo, extrañas y exóticas para aquel momento. Europa ya tenía una gran afición a las especias asiáticas como el jengibre, cardamomo, canela, albaricoque, naranja, melón, limón, berenjena y otras. Aunque nosotros ya disponíamos de un buen surtido, usadas desde antes de Cristo, como la cebolla, remolacha, setas, rábano, nabo, zanahoria, aceituna, manzana, sésamo, azafrán, puerro, lechuga… Colón, Magallanes y otros buscaron otra ruta a las Indias y fue cuando al conquistar América trajeron la patata, batata, boniato, calabaza, calabacines, tomates, judías, frijoles, pimientos, aguacate, piña tropical, vainilla… Se convirtieron en ingredientes habituales del Viejo Mundo. El cultivo volvió a recuperar su atención gracias a los huertos y plantaciones de Luis XIV en Versalles.
Hecha esta pequeña reseña histórica, vayamos directamente al grano.Veamos  qué sustancias tóxicas pueden llevar estas frutas y verduras:
Los alcaloides, toxinas de sabor amargo. Son conocidos por ser venenosos a dosis altas, y la mayoría altera el metabolismo en dosis bajas. De ahí el atractivo de la cafeína, el teína, la nicotina, el cacao, la morfina, la heroína… Dentro de este grupo, encontramos las solanáceas con más de 2000 especies, plantas estimulantes, venenosas y medicinales: el tabaco, la belladona, las patatas, los tomates, berenjenas y pimientos de todas las clases a excepción de las pimientas blanca y negra.
Dentro de las solanáceas, hay un tipo de alcaloide llamado solanina. Su concentración es menor en productos maduros que en los verdes y el almacenamiento con luz y calor puede aumentar el contenido hasta grados tóxicos, especialmente cierto en las patatas almacenadas de modo incorrecto. La solanina no se destruye con la cocción ni con la digestión, por lo que es almacenada en el cuerpo. En cantidades altas es muy tóxica y en cantidades moderadas pueden notarse ciertos problemas. Muchas personas, no saben que son sensibles a la solanina, y sufren trastornos en su estado de salud (físico y psíquico), siendo el más visible, la calcificación de tejidos blandos: articulaciones, arterias, riñones y pulmones.

Patata con Solanina

El Dr. Hans Selye le llamó el ‘síndrome calcifilático’, ya que interviene en la artritis, la artritis reumatoide, arteriosclerosis, la insuficiencia coronaria, la esclerosis cerebral, los cálculos renales, la bronquitis crónica, la osteoporosis, la hipertensión, el lupus eritematoso. Las personas que suelen comer de manera regular pimientos, tomates, patatas o berenjenas, tendrán dolores musculares, calambres, dolor de huesos, ya que se atribuye a la falta de calcio circulante en sangre, la solanina lo retira. Se asegura que una dieta exenta de solanáceas mejoran y a veces se recuperan los problemas articulares. Personalmente, he tenido varios casos que han respondido fenomenal al quitarse las solanáceas. Si no piensas  abandonar estas verduras, te recomiendo que, por lo menos, no tomes patatas o tomates verdes y deseches las patatas con brotes y haz salsa de tomate en vez de tomarlo crudo.
– Hay ciertos alimentos ricos en cianógenos (cianuro de hidrógeno) como la mandioca, los tallos de bambú y las variedades del fríjol de media luna, que se hacen aptos para el consumo si los hervimos sin tapar o si los fermentamos. Las semillas de los cítricos (limones, naranjas) también generan cianuro, hay que desecharlas.
El champiñón y otras especies de setas contienen grandes cantidades de hidrazinas que son compuestos que contienen nitrógeno y pueden causar lesiones en el hígado. Por tanto, aunque la mayoría lo hacemos, es mejor tomar setas con moderación.
– Las legumbres como la soja, las alubias y los frijoles de media luna contienen inhibidores de proteasas y lectinas, unas proteínas que interfieren con la digestión. Las lectinas se fijan en las células intestinales y les impiden absorber nutrientes. Estos inhibidores y las lectinas se inactivan con una cocción prolongada, pero sobreviven en las legumbres crudas o poco cocinadas y causan síntomas similares a los de una intoxicación (ojo con las leches de legumbres ya que no han sido cocinadas lo suficiente).

Regaliz.

– Hay unas sustancias como la miristicina, que da el sabor a la nuez moscada, siendo el responsable de la intoxicación y las alucinaciones que se sufren cuando se toma en grandes cantidades; la glicirricina, da el sabor dulce a la raíz de regaliz pero induce a una hipertensión arterial; y la cumarina, que da sabor al clavo dulce y a la lavanda pero interfiere en la coagulación de la sangre.
– Tomar grandes cantidades de brotes de alfalfa, significa tomar un aminoácido tóxico llamado canavanina que se le ha relacionado con el desarrollo de lupus eritematoso. Y la vicina y la convicina de las habas causan la anemia llamada fabismo, porque destruyen los glóbulos rojos de la sangre en personas delicadas.
Los conocidos oxalatos son sales del ácido oxálico que se encuentran en las espinacas, acelgas, remolachas, amarantos y ruibardos (sus hojas son tóxicas). Los oxalatos de sodio y potasio son solubles, mientras que los de calcio forman cristales que irritan la boca y el aparato digestivo. Estos últimos se pueden combinar con calcio en el riñón humano, formando dolorosos cálculos renales. En dosis muy altas, el ácido oxálico es corrosivo y puede ser fatal. Se me olvidó mencionar que, los kiwis contienen cristales de oxalato cálcico, que en los purés y zumos pueden hacerse más aparentes y llegar a irritar la boca y la garganta.
Los psoralenos se encuentran en el apio y su raíz, en el perejil y en la chirivía. Cuando estos alimentos se les somete a temperaturas próximas a la de congelación, a la luz intensa o a la infección por mohos, dañan el ADN y causan inflamaciones y ampollas en la piel. Se absorben a través de la piel durante el manejo, o si se ingieren, quedando latentes en las células de la piel hasta que se exponen al sol. Por tanto deben comprarse super frescas y cocinarse o utilizarse rápidamente.
Existen otras toxinas procedentes de mohos contaminantes como la patulina en el zumo de manzana, un moho que se da en la fruta estropeada, en los productos agrícolas (pesticidas, herbicidas), o en los contaminantes del suelo y el aire.

Los pomelos contienen un precursor de la limonina, y su zumo se vuelve amargo si se daja reposar. Algunos de sus compuestos fenólicos  hacen que los medicamentos que ingerimos persistan más tiempo en el cuerpo y pueden causar el equivalente a una sobredosis; por este motivo algunos prospectos de medicinas advierten contra el consumo de pomelos o su zumo junto con el medicamento. Estos mismos compuestos fenólicos se utilizan ahora como ingredientes potenciadores de los medicamentos.
La agricultura masiva e industrial ha hecho que las condiciones de sus instalaciones (retretes, agua para lavarse) y los procesos de empaquetar no sean muy higiénicas siendo el producto contaminado por las personas, los recipientes y la maquinaria. Las ensaladas colocadas en las barras de los restaurantes y bares pueden criar bacterias durante horas relacionándose con muchos casos de intoxicación, al igual que las ensaladas que nos vienen cortadas  en bolsas. Por tanto, las ensaladas crudas no son recomendables para personas vulnerables a las infecciones. Los zumos de frutas que muchas veces se hacen triturando los frutos enteros (acordaros de las semillas tóxicas) se contaminan fácilmente, por eso casi toda la producción de zumos está pausterizada. Lo ideal es hacerse los zumos en casa.

Este cepillo de cerdas naturales es una de las buenas alternativas para limpiar nuestras frutas y verduras.

Este cepillo de cerdas naturales es una de las buenas alternativas para limpiar nuestras frutas y verduras.

Debemos lavar concienzudamente todos los productos vegetales (incluyendo frutas cuya piel se vaya a tirar), los cuchillos y nuestras manos. Puede ser eficaz lavar con agua y jabón pero es imposible eliminar todos los microbios de una lechuga u otra verdura cruda, ya que pueden sobrevivir al agua clorada y además si las verduras son muy porosas siempre quedarán restos de jabón. Un chef  conocido dijo que lo mejor era echar unas gotas de lejía a tus lechugas  (aquí matas los microbios y todas las vitaminas que pueda tener)… Espero que nos demos cuenta de que la lejía no es la solución.  El cepillo de cerdas naturales puede ser la solución menos agresiva. Actualmente yo las limpio con mi máquina de ozono y la verdad es que se nota la diferencia. Una vez se han cortado deben utilizarse al momento o guardarse en el frigorífico en botes de cristal. Intentemos al máximo que sean productos orgánicos certificados ‘de verdad’, cultivados en tierras lo más limpias posibles, donde el agua sea buena y sin utilizar ningún compuesto químico.

No quiero dejar pasar una fruta, que es su ‘momento de venta’, la naranja. Esta fruta daría para un artículo entero. Una fruta con un buen marketing, por el tema de su vitamina C y los resfriados. Si nos adentramos más veremos que, primero es una fruta, un alimento expansivo, es decir para climas tropicales, ya que refresca y  su origen auténtico es chino no de Valencia. Si tomamos en pleno invierno zumo de naranja de buena mañana, nos vamos a quedar ‘helados‘, con un frío interior difícil de sacar. Su relación sodio/potasio y magnesio/potasio está desequilibrada, lo que significa que esta fruta nos va robar calcio, descalcificando nuestros huesos. Así que si empiezas a notar tus uñas escamadas, eczemas en tu cara o en tu cuero cabelludo, mejor deja la naranja porque ya está tomando territorio en tu cuerpo.
Espero de todo corazón que esta ‘industralización’ no acabe con nosotros, ya que cada día es más difícil encontrar comida en buenas condiciones, sin peligros de ningún tipo, solamente comida que deleite nuestro paladar y calme nuestro estómago generando salud a nuestro cuerpo y también a nuestra mente. Todo está relacionado.
Sé que somos conscientes  de que la alimentación es la causante de nuestra  enfermedad o de nuestra sanación. Por favor, no la dejes de lado. Abre tu nevera, comprueba lo que has comprado y date cuenta que todo lo que hay dentro es para tí, para tu cuerpo y tu bienestar. No juegues con la comida, que no jueguen con nosotros.

Si en vez de comprar nuestras verduras y frutas empaquetadas en polietileno del super buscáramos alguna cooperativa, concienciada y responsable, seguro que podríamos empezar a hacer un buen cambio en el ‘sistema alimentario’ que llevan los ‘peces gordos’. ¡No le des más apoyo a la industria alimentaria, revélate y que no jueguen con nuestra salud! ¡Leche!
Salud y Buenos Alimentos
Yo Isasi
http://www.nutricionencasa.com

Acerca de nutricionencasa
Nutrición PuraVida, Fitoterapeuta, Acupuntura Bionergética y Tung, Profesora de Yoga y Pilates. Sesiones Nutrición personales on line. Clases Yoga-Pilates y Sesiones de Acupuntura.

15 Responses to LA CARA OCULTA DE LAS FRUTAS Y LAS VERDURAS. 1ª Parte.

  1. Nair says:

    Muy buen artículo

    sólo que ti no lleva acento

    Comparto contigo lo expresado

  2. lucrecia says:

    hola. me encanto leer todo lo que a uno jamas le explican pero tambien me agradaria saber mas sobre las frutas. cual posee sobre todo solanina porfis.- gracias. besitos

  3. Roberto Arias says:

    Un artículo con información poco conocida. Los conocimientos presentados los aplicaré para beneficio de mi salud y lasalud de mi familia.

    Cordialmente

  4. Maite says:

    O sea que con este artículo nos estamos cargando la dieta mediterránea ¿no?
    Venga, venga, que llevo años comiendo ñimiento rojo y tomates, y gracais a Dios, gozo de buena salud y ni siquiera cojo la gripe. Mi edad 56 años y disfruto con las verduras.
    Creo que la explicación que dan aquí es alarmista y generalizada. Puede que, como en todas las cosas, los productos no sean aptos para todo el mundo, pero de ahí a exponerlo como lo acabo de leer va un trecho.
    En fin allá cada uno con su dieta, pero no pongamos a los pimmientos y los tomates en la lista negra POR FAVOR!!!!!!!!!!

    • Hola Maite, lo primero de todo decirte que en este blog no se pretende nada, simplemente hay información que la gente respeta, acepta y luego por ella misma elige lo que mejor le convenga. Por eso, tu comentario creo que no debería publicarlo por el tono un poco desagradable con el que me cuentas tu experiencia. Pero como me gusta que todo el mundo tenga el derecho de expresarse pues lo publico.
      Simplemente decirte que, si has leido bien el artículo, el tomate no es mediterráneo fue implantado en su momento en España pero no es originario de aquí. Así que no me cargo la dieta mediterránea, aunque si es la dieta mediterránea que recomienda la televisión y la publicidad engañosa entonces si.
      Por mi experiencia decirte que mucha gente con artritis, artrosis y reuma se ha curado simplemente por dejar las solanáceas entre ellas el tomate y el pimiento. Y no es que lo diga yo solamente, ésto viene de muchos años de experiencia de gente preparada y preocupada por estas enfermedades.
      Pero veo que a ti este artículo te ha afectado mucho y no es mi intención alarmar ni generalizar, simplemente expongo otra cara de estas verduras que nos venden como sanas cuando en realidad hay gente que sufre dolores por comerlas.
      Y cada uno es un mundo así que me alegro mucho por ti y que no tengas ningún problema al comerlas. Disfrútalas y por favor te pido que si quieres hacer comentarios aquí es mejor que lo hagas de buen corazón y con ganas de compartir tus experiencias desde el lado del diálogo y no de la discusión o del conflicto.
      Te deseo lo mejor Maite.
      Yo Isasi.

  5. mary says:

    Me gusto el articulo, pero siempre me han ensañado que debe de existir un fundamento, de donde se obtuvo esta información, para revisar la bibliografia…. gracias…

    • Del Dr. Hans Selye que llamó a los trastornos que causaban las solanáceas (patatas, pimientos, tomates, berenjenas) ‘síndrome calcifiláctico’ ya que descubrió, tratando a sus pacientes que sufrían de artritis, artritis reumatoide, arteriosclerosis, osteoporosis, cálculos renales…que su raíz venía de la solanina de estas verduras que calcificaba los tejidos blandos (articulaciones, arterias, riñones y pulmones). En USA se las conoce como las ‘sombras de la noche’ (nightshades). Y a partir del Dr. Hans Selye, otros (M.Kushi, A.M.Colbin, K.Marsden y el prestigioso Harold Mc Gee) lo corroboraron con sus propios pacientes.
      Todo lo que puedas encontrar en este blog está todo investigado y no suelo escribir artículos sin fundamento.
      Un abrazo Mary
      Yo Isasi

  6. euo says:

    La información parece corroborada y correcta, estoy seguro de que prescindir totalmente de dichas verduras disminuye muchas las posibilidades de tener enfermedades relacionadas con el calcio, entonces puede que sea posible que sea bueno para una persona predispuesta a tener este tipo de enfermedades pero que no sea tan bueno para personas que estén más predispuestas a tener cáncer de próstata prescindir del licopeno del tomate. Creo que el estudio de la alimentación no puede ser tan genérico y al ser cada ser humano único existirán muchas excepciones que confirmen la regla. Mi humilde opinión es que mejor que tú no te puede escuchar nadie y esa especial atención es lo que te puede hacerte decantar por los alimentos que te hacen bien o mal.
    Por otro lado afirmo que sería imposible conseguir alimentos biológicos para toda la población mundial, está claro que hay superpoblación, pero eso ya es otro debate… Comer alimentos naturales es un lujo que no todo el mundo se puede permitir…

    Un saludo a todos los curioso.

    • Cada uno saca sus conclusiones por las investigaciones y las experiencias que ha tenido tanto personales como en el trabajo de la terapia nutritiva. Estoy muy contenta de mi trabajo realizado eliminando estas verduras a gente con graves problemas como la artritis, la artrosis y la osteoporosis. Y existen otros alimentos que pueden ofrecerte los nutrientes necesarios para que no tengas deficiencias nutritivas.
      Actualmente ya está haciendo todo lo posible la industria alimentaria para que cada vez sea más difícil encontrar alimentos auténticos y verdaderos. Están manipulando todo incluso el agua. Así que dentro de poco ya veremos cómo nos las apañamos para subsistir.
      Personalmente pienso que lo biológico es otro gran negocio que se está aprovechando ahora por la situación actual tan precaria de nuestras tierras y por eso es tan caro.
      Donde yo vivo consigo verdura ecológica de un agricultor responsable con el medio que vende a un precio super razonable. Por ejemplo, la lechuga auténtica te cuesta sólo cincuenta céntimos cuando en supermercados ecológicos este precio es impensable. Por tanto creo que para ganar todos debemos comprar directamente al agricultor y evitar los intermediarios que hace que todo suba de precio.
      Un saludo y gracias por tu comentario.
      Yo Isasi

  7. enric says:

    pues uno ya no sabe que comer, la carne es mala, las verduras malas, que comemos? supongo que todo está en la proporción, pero como podemos saber si estamos comiendo en la proporcion correcta? me diréis que si estás sano es que comes bien, pero quizás aunque estemos bien, internamente el cuerpo está acumulando toxinas sin darnos cuenta y un buen dia zas, viene la enfermedad. ¿Como se puede prevenir esto?

    • Hola Enric! Bienvenido al blog! Veo que estás leyendo hoy bastantes artículos. Espero que te sirvan de ayuda y de guía.
      Cada día nos lo ponen más difícil para nutrirnos ya que casi todo alimento está manipulado o es transgénico, irradiado o lleno de aditivos. Así que tienes que empezar a investigar por tu zona y encontrar alguna cooperativa que sea responsable y loable con la tierra. Te puedo asegurar que hay muchas en toda España y además los precios son iguales o incluso algunos más baratos que la comida industrial.
      Un abrazo
      Yo Isasi

  8. eva says:

    mi hija tiene 7 años. Deje de darle leche de vaca por miedo a lo que dicen de ella, la de soja mejor ni hablar, se toma 2 naranjas escurridas, pero despues de leer tu articulo no se que darle.

    • Hola Eva, hay mucha variedad y muchas opciones. Puedes entrar en la sección infantil y hacerte un poco la idea de la alimentación sana que debería llevar.
      Pero si necesitas algo más personal puedes escrbirme a mi email.
      Un abrazo y no desesperes, hay un mundo de posibilidades sin carencias nutricionales.
      Yo Isasi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: