DEJAR DE HACER ‘DIETA’


American Beauty. Toda la basura que podemos llegar a consumir.

American Beauty. Toda la basura que podemos llegar a consumir.

Se ha demostrado que bajar, recuperar peso y la ‘mentalidad dieta‘ tienen consecuencias negativas en la salud.
Sólo un porcentaje muy pequeño de personas logran bajar de peso y conservarlo haciendo dieta, pese a la multimillonaria industria de las dietas y los productos ‘light’.
El concepto de peso ‘ideal’ es muy destructivo, sobre todo para las mujeres, y también es una forma obsoleta de pensar en la salud.
Se nos ha hecho un lavado de cerebro de lo que debemos pensar acerca del peso y nuestro cuerpo físico. Si nos juzgáramos constantemente según el ideal de los medios de comunicación (publicidad, revistas femeninas…), estaríamos en guerra perpetua con nuestro cuerpo.
La imagen del cuerpo ‘ideal’ que aparece en los medios de comunicación y que obliga nuestra sociedad actual es inalcanzable para la mayoría de las mujeres ( y ahora también hombres), a no ser que tomen laxantes diariamente, sean anoréxicas o hagan ejercicio las 24 horas del día. Y aún así, esta forma de vida es imposible de seguir durante mucho tiempo, ya que el cuerpo reaccionará con la enfermedad (resfriados, estreñimientos, falta de defensas, anemia, caída del cabello…).
Las revistas ‘femeninas’, actualmente son muchas, están llenas de información sobre dietas de comida ‘light’, sin nada de nutrientes, sin vida y sólo sirven para engancharnos en una obsesión permanente por el peso y la comida. Son dietas desequilibradas, con muy poca o nada cantidad de alimento y productos ‘light basura‘, que sirven para crear personas ansiosas, obsesionadas y con fluctuaciones de euforia y debilidad. Además nos machacan psicológicamente, ya que si no podemos seguir estas dietas es porque no tenemos autodisciplina ni fuerza de voluntad.

Barriguita postnavidad.

Barriguita postnavidad.

¿Cuánto autodominio y maltrato a nuestro cuerpo debemos soportar para caer en la cuenta de que hay algo erróneo en nuestro enfoque del ‘problema de peso’?
El peso es una medida obsoleta de la salud y contar calorías también. Cuando se disminuye repetidamente el total de calorías, el cuerpo se vuelve conservador y hace más lento el metabolismo. Por eso, después de cada ciclo de bajar y subir de peso, la proporción de grasa corporal de nuestro cuerpo aumenta. Además la masa muscular magra, si no se la mantiene activamente, va disminuyendo y va siendo reemplazada por grasa.
Te dicen que cuentes calorías, que cuentes grasa, que cuentes hidratos de carbono, que sustituyas los alimentos por los artificiales, que aumentes el consumo de proteínas , que elimines grupos de alimentación, que peses la comida, que controles las porciones…uffff ¡qué agobio!, pero nada de esto puede conducir a una salud natural, a una nutrición equilibrada y sana, a una reducción de peso sin que éste vuelva a aumentar.

Obsesión por el peso. ¡Qué suplicio!

Obsesión por el peso. ¡Qué suplicio!

Aunque se logre bajar de peso con 1200 calorías al día procedentes de pan blanco, pasta blanca, colas light o batidos, el cuerpo no va a ser capaz de formar la masa muscular magra necesaria para quemar de modo eficiente la grasa, y entonces, como reacción el cuerpo entrará en la modalidad conservadora, es decir, guardará la grasa.
También puedes malgastar tu dinero en píldoras, hierbas adelgazantes, batidos milagrosos, edulcorantes artificiales, sucedáneos ‘plásticos’ de las grasas, pero hasta que no entiendas con exactitud qué alimentos aportan buena salud a tu cuerpo y cuáles mala, el esfuerzo realizado no servirá de nada.
Una vez que experimentas los múltiples beneficios de una nutrición sana y natural, aparte de la reducción de peso, querrás que sea una parte integrante de tu vida. Por eso, la buena alimentación no se le puede llamar ‘hacer dieta’, ya que es un estilo de vida y no se limita a períodos de dos o tres semanas como las dietas adelgazantes.
Sólo el estado de salud natural te garantiza no tener problemas de peso. La obesidad es la causa fundamental de la mayoría de las enfermedades degenerativas (enfermedades cardíacas, presión sanguínea alta,colesterol, diabetes y algunos cánceres). Muchos de nosotros nos estamos matando lentamente cada vez que nos sentamos a la mesa (algunos ya ni se sientan, comen de pie y en dos minutos).
Nuestra sociedad ha convertido la enfermedad en el negocio más lucrativo que existe. No exagero. Haz la prueba abriendo el botiquín de tu casa y ver la cantidad de medicamentos que tienes.
Si no permites que la enfermedad avance demasiado, tu cuerpo tiene la capacidad innata de sanar, rejuvenecer y recuperarse a sí mismo. Lo único que debes hacer es esforzarte todo lo posible por proporcionarle los elementos que realmente necesita y te aporta la naturaleza: aire puro, agua pura, alimentos naturales integrales frescos (cereales integrales, legumbres, verduras, pescados frescos, aves de corral, frutas de la estación), ejercicio regular (caminar, bicicleta, yoga, tai-chi…), un descanso y un sueño adecuados y reparadores, un entorno tranquilo y en paz y si quieres, una relación espiritual con algo superior.

Todo esto se puede alcanzar de manera mucho más sencilla, barata y muchísimo menos dolorosa.

Éstos sí que se 'ponen las botas' a nuestra costa, destrozando nuestra salud.

Éstos sí que se 'ponen las botas' a nuestra costa, destrozando nuestra salud.

No abandonemos ni maltratemos nuestros cuerpos. La soluciones rápidas no sólo pasan por alto el origen del problema, sino que además lo aumentan. Desde luego así no adelgazas ni un gramo. Tu bienestar físico y psíquico existe cuando encuentras el equilibrio perfecto entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Esto incluye un peso adecuado, una energía sin límite y una mente clara y feliz.
Por último decir, que vivimos en un momento de la evolución humana en el que estamos sometiendo nuestros cuerpos a la alimentación más artificial de la historia. No hace falta ir muy lejos para comprobarlo. Ves al supermercado más cercano y abre los ojos, comprobando por tí mismo, que más del 80 % de los productos son alimentos artificiales, procesados, elaborados con ingredientes desnaturalizados y químicos, sin vida. Ninguno de estos productos merecen llamarse ‘comida’. Sé consciente que esa ‘sin vida’ va directamente al interior de tu cuerpo y te aparta de la salud natural, de la Vida. Nada de ésto te puede nutrir, limpiar o dar vigor; todo debería eliminarse.
Salud y Buenos Alimentos.

Yo Isasi

http://www.nutricionencasa.com

Acerca de nutricionencasa
Nutridora MacrobiotiVa, Fitoterapeuta, Acupuntura Bionergética, Profesora de Yoga y Pilates. Sesiones Nutrición personales on line. Clases Yoga-Pilates y Sesiones de Acupuntura.

One Response to DEJAR DE HACER ‘DIETA’

  1. El doctor McDougall explica que, ‘cuando chinos sanos y de peso normal llegan a Estados Unidos ( aquí podíamos incluir cualquier otro país europeo), engordan y enferman en cuanto imitan nuestros hábitos de alimentación. El gen causante del problema sería más bien el de ‘ponerse las botas’- No nos precipitemos a aceptar la teoría del ‘gen de la gordura’. Usemos el sentido común.
    Nosotros como individuos podemos hacer más por nuestra propia salud y bienestar que cualquier médico, hospital, fármaco o sofisticado artefacto médico’. Declaración del Ministro de Sanidad, Educación y Bienestar Social de los EE.UU, en 1977.
    Creo que a este Ministro lo quitaron pronto de su puesto, sería por lo cuerdo que estaba.
    En fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: