AZÚCAR: DULCE AMARGURA

Pobre David...

Mi gran deseo es que comencemos a ser conscientes de todo lo que nos metemos por la boca. A veces estamos picando y hablando y no nos damos cuenta ni de lo que estamos comiendo.
Cuando terminen las Fiestas Glotonas y después de tantos atracones, convites, copas, comidas familiares hasta las ocho de la tarde, seremos conscientes de que hemos engordado más de cinco quilos en tan sólo unos días. ¡Todo un record! Lo único que nos consuela es que es invierno y al ir tapaditos todo queda bien escondidito. Aunque en el momento de la ducha nadie tiene escapatoria. Uno se enfrenta a sus barriguitas, a sus celulitis, a sus papaditas… Nos sentimos pesados tanto física como mentalmente.
Resumiendo, una aglomeración de toxinas que corren por nuestra sangre y que están a sus anchas en nuestra grasa. Sí, es en la grasa donde las toxinas se van acumulando. Leer más de esta entrada

¿Qué es la Terapia Nutritiva MacrobiotiVa?

Es una manera de enseñarte a comer, a volver a lo natural, a la esencia, dejando a un lado todos los alimentos adictivos o manipulados y saber utilizar los medicamentos con sabiduría, sin dependencia.

Se basa principalmente en una Alimentación Macrobiótica (=larga vida), aunque yo la he rebautizado como Nutrición MacrobiotiVa, que significa larga vida nutritiva, emotiva, consciente y valiente (por supuesto), pero es muy personalizada, dependiendo de las necesidades de cada uno, de su estado físico y emocional, por lo que no es restrictiva, sino se amolda a cada uno.

Juntos limpiamos, reorganizamos tu cuerpo y tu cocina, haciendo que todo vuelva a su sitio, a su centro con equilibrio y consciencia, transformando tu forma de alimentarte, de nutrirte. Leer más de esta entrada

NUTRICIÓN INFANTIL ACTUAL= INDUSTRIAL

Nina llena de miso.

‘Una cantidad creciente de niños son traídos al mundo cada día deformados y retardados. Es posible que estemos llegando al punto donde los niños saludables formen parte de un grupo minoritario. Poco o nada pueden hacer el gobierno o la ciencia médica.
Sólo los salvaremos si la mujer puede liberarse y aceptar su reponsabilidad personal para el futuro de sus hijos’.
Gloria Swanson en 1983.
Una puntualización en ‘poco o nada pueden hacer el gobierno o la ciencia médica’. Si que están haciendo ya que están creando a propósito cada vez más madres perdidas, desorientadas y dejadas a las manos de los señores de traje gris o bata blanca. Están manipulándolas diariamente consiguiendo cada día que sus hijos visiten más los hospitales que un celador y que tomen más medicamentos que una rata de laboratorio.

La progresiva transformación de la forma de criar a un niño en un campo científico ha llevado a dar valor a la idea de que sólo los ‘expertos’ poseen suficientes garantías para saber alimentarlo de forma correcta. La creciente confianza en el pediatra y en los alimentos industriales ha abierto un nuevo y gigantesto mercado: los alimentos dietéticos para niños. El destete se ha convertido en un sector de competencia del pediatra. La madre, el bebé y la familia están sumergidos en una especie de ‘aprendizaje sanitario obligatorio’ que tiende a sugerir que cuanto más asistido esté el crecimiento por el pediatra, el farmacéutico, la industria farmacéutica e infantil, mejor se estará llevando a cabo.
La industria farmacéutica y los pediatras (éstos últimos ‘comprados’  y ejerciendo como un vehículo de publicidad para las casas farmacéuticas más que como educador sanitario real) apoyándose en su propia competencia y status, y aprovechando esa inseguridad creada e impuesta de los padres, han conducido hacia un destete cada vez más temprano, precoz y artificial. Leer más de esta entrada

aMAMAntamiento Materno

Encuentro entre madre e hija. La experiencia más gratificante de mi amiga Eva. Su felicidad se refleja en su mirada

La leche ha de salir de la mujer, no entrar en ella. Cuando se invierte el flujo, el sistema energético da marcha atrás y todo queda bloqueado’. La leche materna se adapta a las necesidades del recién nacido: la composición varía en cada mujer y, en la misma mujer, en el curso de semanas, del día e incluso durante una misma toma.  La leche materna es sangre de la madre surgida en el cuerpo y convertida en las mamas en un líquido más dulce y menos salado. La formación de leche en las mamas es similar a un proceso de fermentación. Al principio, el bebé absorbe el calostro (líquido grueso amarillento) con alto contenido en calorías, anticuerpos, linfocitos y macrófagos, que es segregado por el pecho durante los primeros días que siguen al parto. Se le considera una transición entre la sangre de la madre y su leche. El calostro ayuda como laxante para expulsar el meconio (heces presentes en el intestino del feto antes de iniciar sus funciones); está compuesto por azúcares y es un alimento con alto contenido energético y de inmediata digestión. Su función es desarrollar el aparato digestivo del bebé, mantener la energía, es decir, vencer la lucha contra el frío, eliminar la biliburrina, la urea y el anhídrido carbónico reforzando su sistema inmunitario. No hay que asustarse ya que el bebé perderá un poco de peso durante los primeros días hasta que empiece a recibir la leche martena. Leer más de esta entrada

LA MENOSPRECIADA SAL

Es un tema que tiene mucha importancia porque se utiliza en todas nuestras comidas y también está escondida en muchos productos.
Se obtiene de la evaporación del agua de mar o se extrae de minas en la tierra. Su principal elemento es el sodio y nuestro sistema nervioso no puede vivir sin él. La sudoración prolongada, los vómitos, la diarrea y el uso frecuente de diuréticos pueden causar un agotamiento del sodio y esta carencia provocará calambres musculares, debilidad, dolores de cabeza… También el cloruro, muy importante, está presente en la sal. El cloro es un componente del ácido clorhídrico del estómago y,es por eso que, en la medicina ayurvédica se considera digestiva. Leer más de esta entrada

MALA LECHE

Vaca saturada y explotada....

Es el primer nutriente que tomamos nada más nacer, el que nos hace sobrevivir durante los primeros meses (algunos incluso años) de nuestra vida.
Seguro que muchos de vosotros al nacer ya no fuisteis amamantados por la leche de vuestra madre, preparada para darnos todo lo necesario para un buen crecimiento, sino que tomásteis directamente leches preparadas de vaca o sintéticas en biberón (leches de fórmula). Fue porque hubo una época en que los médicos, para dar más comodidad y engañados (y algunos ‘comprados’) por la industria láctea y farmacéutica, recomendaban a nuestras ignorantes madres la novedad de darnos leche ‘maternizada’ (bonito nombre) diciendo que tenía las mismas propiedades que su propia leche. Un negocio redondo para las empresas multinacionales lácteas que veían, entonces, cómo sus ventas iban en aumento. Leer más de esta entrada